¿Somos siervos?

Me encontraba el pasado sábado 31 de enero de 2009 con unos amigos en El Corral de la 93 (queda cerca a mi trabajo). La charla era amena, mis amigos se van a casar y me estaban contando cosas con respecto a su matrimonio, la ensalada estaba muy buena y afuera caía una torrencial lluvia, como las que caen todos los días en Bogotá.

En lo mas sabroso de la charla el ambiente empezó a enrarecerse, el segundo piso donde se encuentran los juegos infantiles estaba cerrado (aunque no me di cuenta si ya estaba así cuando llegamos o fue después) y entonces  sin darnos cuenta nos vimos rodeados de guardaespaldas,  unos en la entrada del parqueadero y otros en la puerta principal…

Luego entraron ellos, rimbombantes, majestuosos, vestidos de pies a cabeza de lo que supongo debe ser ropa finísima porque yo de esas cosas no tengo ni idea y porque me imagino que personas de ese porte no compran ropa en Arturo Calle (que es lo mas fino que me pongo) o en el madrugón de San Victorino y claro, venían acompañados (aparte del séquito de guardaespaldas) de sus flamantes esposas, bellas ellas pero debe decir que por lo menos una de ellas no era 100% biodegradable (la silicona no es biodegradable).

Y obviamente el segundo piso estaba cerrado, por que estos señores dignísimos y sus bellísimas esposas no comen con la plebe que solo puede ir a El Corral cuando es quincena, ni que decir de aquellos millones de colombianos que nunca han podido comerse una hamburguesita por que solo les alcanza (cuando les alcanza) para comer aguapanela con calao.

¿Y quienes eran?

Pues no era el presidente Uribe (aunque por la cantidad de camionetas de vidrios polarizados que estaban en la puerta uno podría pensarlo), no eran traquetos (aunque con la cantidad de escoltas lo parecía) ni eran dueños de una pirámide de esas mágicas donde el dinero se multiplica y la dignidad se mengua. No era ninguno de esos, eran …. (redoble) tantatatan…. PASTORES.

Si pastores pero no pastores cualquiera, no señor, eran pastores de una Mega “Iglesia”, de una de las mas grandes, si no la más grande del país y según dicen de Latinoamérica. Obviamente personajes de semajante dignidad, alcurnia y rancio abolengo tienen que tener  guardaespaldas, esposas engalladas (no es divertido cuando uno piensa que también son pastoras), camionetas de guardaespaldas y Mercedes Benz con vidrios polarizados y para rematar se hacen reservar todo el segundo piso de un restaurante.

Yo solo soy un miserable bloguero, aun me falta muchísimas cosas por aprender, evidentemente estos pastores me llevan años de ventaja en conocimiento bíblico (o eso esperaría yo) y experiencia ministerial, pero de lo poquito que se, se que ese no es el evangelio que predico mi Señor Jesucristo.

1Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, 2completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. 3Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; 4no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. 5Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Reina Valera Revisada (1960). Miami : Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998, S. Flp 2.1-11

Que maravilloso ejemplo de mi Señor y que mal ejemplo damos nosotros.

Y yo no tengo problemas con que una persona, si trabaja honestamente, se pueda comprar un carro (si Dios quiere yo me voy a comprar uno este año), pero tener un Mercedez Benz con vidrios polarizados,  camionetas BMW para los escoltas y parquearlas enfrente de El Corral de la 93 para que todo el mundo vea que alguien importantísimo esta comiendo ahí es RIDÍCULO sobre todo si ese alguien dice ser siervo de Dios.

¿Es ese el modelo de iglesia que queremos? Por qué a las convenciones que hace esa Mega “Iglesia” viene montones de gente de todo el mundo para aprender el secreto de su crecimiento y su multiplicación.

Pues difiere bastante de que lo mi Señor enseño:

8Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. 9Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. 10Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. 11El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. 12Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

Reina Valera Revisada (1960). Miami : Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998, S. Mt 23.8-12

Si señores, los creyentes, por lo menos los de verdad, deben ser personas humildes y pues mucho mas se les exige a los que están sobre el púlpito:

1Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada: 2Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; 3no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey. 4Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.

Reina Valera Revisada (1960). Miami : Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998, S. 1 P 5.1-5
Muchas cosas se podrían hablar sobre este tema y no tengo todo el tiempo que quisiera para tratarlo con mas profundidad (ya entre a la universidad) pero una cosa puedo afirmar categóricamente, no con autoridad propia, si no con la autoridad que me da la Biblia. Este no es el evangelio predicado por Cristo, no es lo que debe ser la iglesia y no es lo que se espera de los pastores

Sociedad Colombiana, Corrupta Sociedad Colombiana

In memorian

In memoriam

Era hermosa, lo era y mucho y con esa belleza terrenal, casi desenfrenada, que solo tienen las mujeres latinas. Algún día podría haber ido a Hollywood y ser una gran estrella; o podría haberse casado con un buen hombre que le diera una buena familia e hijos.

Lamentablemente las cosas no fueron así para Liliana Lozano, modelo, actriz y presentadora. Hace unos días fue encontrada muerta con signos de tortura en un cañadulzal junto al cadáver de Héctor Fabio Vargas, narcotraficante, hermano de Leonidas Vargas también asesinado hace unos días en un hospital de Madrid. Los móviles de estos crímenes parecen ser un ajuste de cuentas entre bandas del narcotráfico.

Obviamente todas las personas ponen ahora el grito en el cielo: “Era una prepago, era la moza de un traqueto”.

Es posible que sus acusaciones sean ciertas, pero hoy no voy emitir ningún juicio contra Liliana Lozano, sencillamente por que nunca la conocí. El Señor la juzgara con justicia en su momento

Hoy voy a hablar en contra de la sociedad Colombiana en general, soy Colombiano (con ruanazo marcado y cara de indio) y eso me da autoridad para decir lo que voy a decir.

La sociedad Colombiana esta PODRIDA, así de sencillo. Aquellos señores de moral “altísima” que juzgan a esta mujer son los mismos que tenían plata en pirámides o en el lavadero de DMG (por si no lo sabían, los 2 socios de David Murcia Guzman confesaron lavado de activos) y esta plata es fruto de robar a otros o plata del narcotráfico, así de sencillo.

Esta es tu “altísima” moral Sociedad Colombiana, harias cualquier cosa por dinero, lo harías y lo se y tu también lo sabes ; sabes que si alguien te ofreciera multiplicar mágicamente tu dinero lo harías; no importa que detrás de ese dinero algunos hayan perdido sus ahorros, total solamente tu fuiste mas astuto que los otros (la malicia indígena), no importa que detrás de ese dinero hayan miles de familias destruidas por la droga, total tu no los obligaste a drogarse. Esa eres Sociedad Colombiana, eso somos.

Pero ahora todos los adalides de la moral se levantan a juzgar… ¿A juzgar? ¿A quien? Aquí no hay moral, es que aquí somos muy modernos, si hasta tenemos una ética postmoderna, una ética minimalista: “Haz lo que quieras desde que no le hagas daño a otro” Juzgar a Liliana Lozano por lo que hizo es un ejercicio inútil en esta sociedad, ella simplemente estaba acompañando a un empresario; el tipo era casado, pero talvez ella no sabia o el tipo le dijo que se iba a separar para casarse con ella (conozco montones de mujeres que aceptan vivir así); el tipo era un narco, pero el no obligo a nadie a que se drogara; además el tipo la tenia divinamente. Total ella no le estaba haciendo daño a nadie, por lo tanto nadie puede juzgarla. Por lo menos no bajo nuestra ética minimalista y postmoderna.

Sociedad Colombiana tenemos un grave problema no tenemos referentes éticos, no tenemos un norte moral. Hemos abandonado a Dios. Aquí lo único que importa es tener un “buena vida” y como tener una “buena vida” cuesta montones de dinero (no se puede ser feliz sin un celular con cámara) hay que hacer algo. Eso era lo que Liliana, hermosa Liliana, pensaba. Igual que todos aquí.

El gran pensador J.P. Moreland (Filósofo, químico y teólogo) tiene algo que decirnos al respecto:

Otra tendencia moderna es el cambio de lo que la gente considera la “buena vida.” Desde los tiempos del Antiguo Testamento y la Grecia antigua hasta este siglo, la buena vida fue ampliamente entendida como una vida de florecimiento constituida por virtud intelectual y moral. La buena vida es la vida de un ideal humano funcionando acorde a la naturaleza que Dios nos ha dado.

En esta visión, antes de la creación, Dios tenía en mente un plano ideal de la naturaleza humana que el uso para crear a cada ser humano. La felicidad era entendida como una vida de virtud, y una persona exitosa era la persona que sabia como vivir bien acorde a aquello que somos por naturaleza por el creativo diseño de Dios. Cuando la Declaración de Independencia dice que somos dotados por nuestro Creador con ciertos derechos inalienables, entre ellos el derecho a buscar la felicidad, se esta refiriendo a virtud y carácter. Así entendida, la felicidad comprende sufrimiento, resistencia y paciencia porqué estas cosas son importantes para ser una buena persona que vive la buena vida.

… esta noción de felicidad como florecimiento humano ha sido reemplazada por un nuevo entendimiento. La vieja definición presupone la disponibilidad de el conocimiento moral y espiritual necesario para comprender la naturaleza del florecimiento humano y el camino requerido para alcanzarlo. Sin embargo, bajo la presión del naturalismo y el postmodernismo y su negación del conocimiento no empírico, en los últimos cien años, la Felicidad de ha convertido en algo totalmente diferente, y el cambio en su significado esta destruyendo las vidas de las personas.

Una definición reciente de un diccionario sobre la Felicidad es “un sensación de satisfacción placentera”. Esta definición esta lejos de ser arbitraria. Captura acertadamente nuestro uso diario de “felicidad” en declaraciones como estas:

¡Pase mi semestre y soy tan feliz!

¡Mi equipo gano el campeonato, soy tan feliz, tan feliz!

¡No puedo esperar para salir a vacaciones. El solo pensamiento me hace tan feliz!

Note cuidadosamente que la felicidad es identificada como un sentimiento, y mas específicamente un sentimiento cercano al placer. Así entendida, la esencia de la felicidad se convierte en la satisfacción del deseo desordenado. La satisfacción placentera es una pobre meta en la vida; pero es, sin embargo, un maravilloso subproducto del esfuerzo por la felicidad en el sentido clásico. Piense sobre eso. Sí la felicidad es tener un sentimiento interno de diversión o satisfacción placentera y esa es nuestra meta principal, ¿donde la gente pone su atención cada día? En ellos, y el resultado será una cultura de narcisistas absortos en si mismos que no pueden vivir por algo mas grande que ellos mismos.

Para observar esto, considere la actual preocupación por la apariencia física y el ejercicio. Comúnmente hoy, la locura por el ejercicio es una expresión de seres vacíos tratando de ser felices con una actitud narcisista y una énfasis absorto en su imagen corporal y la atracción sexual como el santo grial de la meta mas  importante en la vida – La satisfacción del deseo carnal momentáneo.

Así es señores, así es nuestra sociedad y aunque les parezca anacrónico o cómico, el único que puede sacarnos de esta es Dios.

Es Cristo el único referente ético valido para esta sociedad y es Dios y su palabra el único norte moral que debemos seguir.

Liliana Lozano, aunque responsable por sus actos, es solo una víctima de esta sociedad que “construimos”, una sociedad corrupta hasta sus tuétanos, fundada sobre el dinero y la apariencia.

Voy a terminar con otra joya de J.P. Moreland, otra vez hablando sobre nuestra sociedad postmoderna

Un estomago plano es de mayor valor que un carácter maduro

Frases : C. H. Spurgeon (I)

Jesus is the Truth. We believe in Him, — not merely in His words. He Himself is Doctor and Doctrine, Revealer and Revelation, the Illuminator and the Light of Men. He is exalted in every word of truth, because He is its sum and substance. He sits above the gospel, like a prince on His own throne. Doctrine is most precious when we see it distilling from His lips and embodied in His person. Sermons [and songs] are valuable in proportion as they speak of Him and point to Him. A Christ-less gospel is no gospel and a Christ-less discourse is the cause of merriment to devils.

Jesús es la Verdad, Nosotros creemos en Él, – no solamente en sus palabras. Él en si mismo es Doctor y Doctrina, Revelador y Revelación, El Iluminador y la Luz de los Hombres. Él es exaltado en cada palabra de verdad, por que el es su suma y sustancia. El se sienta sobre el evangelio, como un príncipe sobre su trono. La Doctrina es mas preciosa cuando vemos que ha sido destilada de sus labios y encarnada en su persona. Sermones [y canciones] son valiosas en proporción a como hablan de Él y guían a Él. Un evangelio sin Cristo no es un evangelio y un discurso sin Cristo es la causa de la alegría de los demonios

– C. H. Spurgeon

Post Original

Frases: William Barclay (I)

Jesús es la respuesta a los sueños humanos. Es verdad que muchas veces no se ve así. Se ve la respuesta a los sueños humanos en el poder, en la riqueza, en la abundancia material y en la realización de las ambiciones que se han acariciado. Pero si han de cumplirse los sueños de paz y amor, de grandeza y satisfacción, solamente podrá ser en Jesucristo.