¿Jesús tenía esposa?

Traducido de Please Convince Me

El New York Times y el Huffington Post publicaron un articulo hoy anunciando el descubrimiento de un fragmento de papiro que “contiene una frase nunca vista en ninguna parte de la Escritura: “Jesús les dijo: ‘Mi esposa…”. Adicionalmente, este antiguo fragmento (más pequeño que una tarjeta de presentación) también contiene la frase “ella podrá ser mi nueva discípula”. La académica presentando este descubrimiento, Profesora de divinidades de Harvard’s Hollis, Karen L. King “repetidamente he advertido que este fragmento no debe ser tomado como prueba de que Jesús, el personaje histórico, fuera realmente casado. El texto fue probablemente escrito siglos después de que Jesús viviera, y toda la literatura cristiana temprana e históricamente confiable guardan silencio en este tema, dijo ella”

Aun así, estos medios de comunicación parecen publicar la historia para ilustrar la posición que los primeros cristianos debatían este tema (El estado marital de Jesús y el deseo de tener discípulas) como si algo estuviera abierto a debate. El articulo sugiere que hay tradiciones tempranas compitiendo acerca de las características básicas de Jesús. Como Bart Ehrman clama en su libro Lost Christianities: The Battles for Scripture and the Faiths We Never Knew, este articulo presenta frases seleccionadas de la profesora King que podrían llevarlo a uno a creer que el Jesús que conocemos hoy es simplemente una de muchas tradiciones antiguas similares compitiendo por su versión de Jesús.

“Este fragmento sugiere que algunos de los primeros cristianos tenían una tradición de Jesús casado,” ella (King) dice: “Nosotros sabemos que había una controversia en el siglo segundo sobre si Jesús era casado, atrapados en un debato acerca de si los cristianos deberían casarse y tener sexo” (Sacado del artículo de Times)

Por supuesto, la verdad es que este descubrimiento particular no tiene nada destacable. No fue escrito por los “primeros cristianos” (Si es que eran cristianos) si no que fue escrito en el siglo IV, cerca de 300 años después de que los testigos oculares autores de los evangelios terminaran su trabajo. Adicionalmente, este es un texto copto, escrito en una región y tradición que es bien conocida por sus contribuciones heréticas y tardías a la literatura apócrifa. De hecho, expertos que han examinado este este fragmento han identificado frases que “asemejan fragmentos de los evangelios de Tomas y María”. Aun los primeros padres de la iglesia escribieron extensamente acerca de muchos de estas falsificaciones tardías y narraciones ilegitimas. Yo he examinado muchos, si no todos estos textos apócrifos y he escrito lo que he descubierto en nuestro sitio PleaseConvinceMe.com.

Me encuentro fascinado que papiros de esta naturaleza son rápidamente publicados y celebrados, aun cuando los académicos no han declarado si el fragmento es legitimo o no.

La procedencia del fragmento de papiro es un misterio y su dueño ha pedido permanecer en el anonimato. Hasta el martes, la Dra King solo le había mostrado el fragmento a un pequeño circulo de expertos en papirología y lingüística copta, quienes concluyeron que es probable que no sea una falsificación. Pero ella y sus colaboradores dicen que están ansiosos por más académicos que prueben y tal vez desmentir sus conclusiones (Sacado del artículo de Times)

Así que, con solo un “pequeño circulo de expertos” consultados y unos resultados que pueden ser “desmentidos”, los grandes medios de comunicación fueron muy rápidos en publicar el fragmento del papiro. ¿Por qué? Parece ser que hay un deseo secular continuo de convencer al mundo (especialmente a los creyentes) que nosotros deberíamos abandonar todo lo que pensamos que sabemos sobre Jesús. No podemos confiar en los evangelios, ellos no son la única fuente de información acerca de Jesús, y Él tal vez no es quien (o que) nosotros creemos que fue.

“Más allá de las políticas internas de la Iglesia Católica, un Jesús casado invita a reconsiderar las enseñanzas ortodoxas acerca de genero y sexo” dice el periodista y autor Michael D’Antonio, quien escribió acerca de la Iglesia Católica, en un blog en The Huffington Post.  “Si Jesús tuvo esposa, entonces no hay nada extra cristiano acerca del privilegio masculino, nada espiritualmente peligroso acerca de la sexualidad de la mujer y ninguna razón para nadie de negarse a si mismo su identidad sexual”  (Sacado del artículo de el Huffington Post)

Sí, si trozos como este son más confiables que los evangelios del Nuevo testamento, hay mucho que repensar. Pero no hay razón para confiar en nada más que en los evangelios canónicos. Ellos son la más temprana y más confiable descripción que tenemos de Jesús. La imagen de Jesús en esos evangelios fue consistentemente repetida de los apóstoles a sus alumnos, de los testigos oculares a la segunda generación de creyentes (Como Ignacio y Policarpo) a la tercera y cuarta generación de  discípulos (Como Ireneo e Hipolito) y más allá. Esta imagen de Jesús como el soltero, hacedor de milagros, Hijo de Dios, quien murió en la cruz y que se levanto de los muertos fue repetida por 300 años antes de que este trozo de papiro fuera escrito.

Pero probablemente no veremos una historia sobre esto en el New York Times o el Huffington Post.

Anuncios

¿Jesús dijo ser Dios?

Traducido de Ehrman Project

“¿Mentiroso, lunático o Señor?” En su libro de 2009 Jesus Interrupted, Bart Ehrman, dedica un capítulo entero a la famosa frase de C.S. Lewis en donde el lector de los evangelios solo tiene tres opciones con respecto a Jesús. Porque de esta asombroso reclamo que él hace, Jesús es El Señor que él clama que es, un mentiroso o un lunático.

Bart Ehrman asegura que el trilema de Lewis es invalido porque Jesús nunca se llamo a sí mismo Dios. “Solo en el ultimo de nuestros evangelios, Juan, un evangelio que muestra considerablemente más sofisticación teológica que los otros, Jesús indica que él es divino” (p. 141)
Yo quiero pedirle que piense conmigo por un minuto acerca de dos razones para cuestionar al profesor Ehrman antes que al profesor Lewis, La primera tiene que ver con la falta de confianza en el evangelio en el evangelio de Juan, y la segunda tiene que ver con la evidencia de que en su evangelio favorito de los cuatro evangelios canónicos, Marcos, Jesús clama ser divino

El reclamo de que el apóstol Juan no escribió el cuarto de los evangelios canónicos se ha hecho por más de dos siglos. Los argumentos en pro y en contra para la autoría apostólica van más allá de los criterios objetivos y por esta razón son comunmente llamados “Alta critica” para distinguirlos de los argumentos acerca del texto del evangelio, argumentos que son llamados “Baja critica”. Las lineas de evidencia para la autoria comunmente se distinguen como evidencia externa  y evidencia interna.

Como evidencia externa los académicos nos dicen que son las opiniones de los lectores de los evangelios en cuanto quienes son sus autores. Con respecto al cuarto evangelio la evidencia externa es fuertemente favorable a la autoría del Apóstol Juan, hijo de Zebedeo. Los académicos que rechazan al apóstol como autor de los evangelios lo hacen con base en otras evidencias que ellos dicen ver dentro del texto de los evangelios (“Interna”) mientras admiten que ellos están pasando por alto cientos de años de virtualmente opinión unánime.

D. A. Carson, Douglas Moo, and Leon Morris resumen la evidencia interna de la autoría del apóstol Juan en 5 pasos: “El autor del cuarto evangelio era (1) Un judio, (2) de Palestina, (3) un testigo, (4) un apóstol (es decir, uno de los doce) y (5) el Apóstol Juan”, La clave de la progresión es identificar “el discípulo amado” (Juan 13:23; 19:26-27; 20:2-9; 21:7, 20-24; 21:24). Usted puede leer los pasajes por si mismo. Después de mirar la evidencia. Yo concluyo que el discípulo amado era de hecho el hijo de Zebedeo.

Si el evangelio que conocemos como Juan se puede contar como información histórica confiable acerca lo que enseño Jesús de Nazareth, entonces el trilema de Lewis is claramente correcto al indicar que él pensaba que él era Dios. El prologo del evangelio de Juan asegura rotundamente que “El Verbo era Dios”  lo que significa que él “fue hecho carne y habitó entre nosotros” (Juan 1:14), llamado “Jesucristo” (1:17). El propósito completo de este evangelio es “para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre” (20:31).

¿Pero que tal si aceptamos el reto del profesor Ehrman de contestar su afirmación de que Jesús nunca clamo ser Dios sin usar el evangelio conocido como Juan?. ¿Que tal si solo miramos el más corto de los evangelios, Marcos, que también dicen los académicos que es el más antiguo? Yo creo que aun podemos ver un Jesús que es claro en sus reclamos de Deidad. El importante criterio del contexto cultural del Dr Ehrman (Jesus Interrupted p 154 y ss) es muy útil para reconocer las siguientes afirmaciones en la Palestina del primer siglo. En Marcos yo vea como mínimo tres audaces afirmaciones de Jesús que son muy cercanas a las afirmaciones en Juan de la divinidad.

La primera afirmación que Jesús hace es que el puede perdonar pecados (Marcos 2:5) Las implicaciones de esta afirmación no fueron ignoradas por aquellos que la oyeron “¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?” (v. 7).

Aquellos que solo ven un Jesús humano en Marcos dicen que Jesús solo clamaba ser el representante de Dios que podía perdonar pecados en el nombre de Dios. Ellos apuntan a que el titulo que él mismo eligió “Hijo del Hombre” (v. 10). como un indicio de mucha menos pretenciosa auto-imagen. Pero en la segunda afirmación que Jesús hace en Marcos también usa ese nombre y nos muestra que Jesús no pensaba lo mismo que sus críticos acerca de su deidad. En Marcos 2:28 Jesús asegura “el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo“. Lejos del significado que sugiere que él solamente era un hombre común por ese titulo, Jesús esta aludiendo a Daniel 7:13 que introduce una muy cercana, si no completamente, figura de divinidad con esa expresión.

Jesús afirma en este pasaje que el tiene autoridad sobre la Palabra de Dios acerca de uno de los primeros y más importantes instituciones de Dios, el Sabbath. Fue Dios quien estableció el Sabbath (Genesis 2:1-3; Exodo 20:8-11). ¡Quien es este hombre que afirma que puede cambiar la institución de Dios! Las autoridades religiosas consideras que sus afirmaciones de señorío sobre el Sabbath como dignas de muerte (Marcos 3:1-6).

Saltando sobre muchas otras posibles pruebas en favor de la brevedad, una tercera y climática afirmación esta en Marcos 14:61-64 “El sumo sacerdote le volvió a preguntar, y le dijo: ¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito? Y Jesús le dijo: Yo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. Entonces el sumo sacerdote, rasgando su vestidura, dijo: ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? Habéis oído la blasfemia; ¿qué os parece? Y todos ellos le condenaron, declarándole ser digno de muerte“.

Entonces ¿Que piensa usted? En cada una de estas tres instancias la audiencia original de Jesús — al menos de acuerdo a la narración de Marcos, que es históricamente confiable donde se puede comprobar con otras fuentes disponibles del mismo lugar y época — consideraba las afirmaciones de Jesús como equivalentes a blasfemia e intentaron matarlo. Es una nueva y muy secular interpretación occidental de los evangelios la que presenta a un Jesús meramente humano.

Dr. David Bowen
PhD en Estudios Religiosos (Vanderbilt University)