Monstruos encima de la cama


Con respecto a los lideres del movimiento apostólico y profético suelen haber dos posiciones bien definidas: Idolatría y odio.

Los seguidores de estos lideres (Cash Luna, Los Maldonado, Rony Chaves, Los Castellanos, Joel Osteen y otros) idolatran a sus lideres con fervor. Cualquier critica que un hermano lance contra ellos será prontamente respondido con acritud. Desde las respuestas normales (“No toque al ungido”, “Solo el Señor puede juzgar” y otros) hasta maldiciones e insultos. Estás actitudes son alentadas por los propios lideres quienes mantienen a sus seguidores en un constante estado de estupor.

Por el contrario los enemigos de estos lideres (particularmente compañeros blogueros) suelen atacar a estos personajes con saña, muchas veces deshumanizándolos, mostrándolos como monstruos (cuando no entran la paranoia y los llaman directamente illuminatis o satanistas  o_O). Y no sin razón, pocas cosas son más abyectas que enriquecerse torciendo las escrituras. La Biblia nos advierte sobre los tales.

Craso error, estos personajes no son monstruos; son tan humanos como nosotros. No puedo asegurarlo, pero probablemente Cash Luna es bueno con los animales, Rony Chaves es un excelente padre y  Maldonado un gran esposo. Caso particular el de Cesar Castellanos (Yo me congregue en la Misión Carismática Internacional, cuna del G12, durante los años 1998 al 2005). Conozco que las hijas de Cesar Castellanos lo aman genuinamente y su esposa también. Hace muchos años escuche una predicación de él donde contaba como había canjeado su carro particular por sillas para la iglesia… un monstruo no hace esas cosas.

Y lidiar con semejantes a nosotros es más aterrador aun que con monstruos. Si los que están torciendo el evangelio son iguales a nosotros… ¿Que impide que nosotros no terminemos haciendo lo mismo? ¿Creemos que son monstruos en un intento de negar que podemos ser como ellos?

Del generoso Cesar Castellanos que cambio su carro por sillas para la congregación al ambicioso y falso maestro solo pasaron unos años, pero sigue siendo la misma persona… no un monstruo. (Lo mismo puede decirse de sus compañeros)

Los monstruos no están debajo de la cama. Los monstruos están encima de la cama, durmiendo en ella. Tú y yo tenemos el potencial de convertirnos en monstruos

Are you ready for the unveiling?
We have met the enemy and he is us
Breeding divisions within the body,
Distorting scripture, creating instability
And all oppressive forms of dissonance

¿Estás listo para correr el velo?
Conocimos al enemigo y somos nosotros
Criando divisiones dentro del cuerpo,
Distorsionando la Escritura, creando inestabilidad
Y toda forma opresiva de disonancia

– The Stand, Saviour Machine

Addendum: ¿Como podemos evitar convertirnos en monstruos?

– Lectura constante de la Escritura: Lea la Biblia, toda ella. No como quien lee un horóscopo, ni quien busca frases de superación personal. Entienda el mensaje de la Escritura que no es otro que Jesús mismo:

 y les dijo: Estas son mis palabras, que os hablé estando aún con vosotros: que tenían que cumplirse todas las cosas que habían sido escritas acerca de mí en la Ley de Moisés, y en los Profetas, y en los Salmos.
Entonces les abrió la mente para que entendieran las Escrituras,
y les dijo: Así está escrito, que el Mesías padecería y se levantaría de entre los muertos al tercer día,
y que se predicaría en su Nombre el arrepentimiento para perdón de pecados a todas las gentes, comenzando desde Jerusalem.
Vosotros sois testigos de estas cosas.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (Lc 24.44–48). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.

Las palabras de Jesús tienen el poder de limpiarlo

Ya vosotros estáis limpios en virtud de la palabra que os he hablado

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (Jn 15.3). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.

– Oración constante: La oración puede preservar su corazón y mantener su pensamiento en Cristo

Por nada estéis angustiados, antes bien, por la oración y la súplica, en todo sean conocidas ante Dios vuestras peticiones con acción de gracias,
y la paz de Dios, que sobrepuja a todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (Flp 4.6–7). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.

Y en un hermoso circulo virtuoso, si permanecemos en Jesús y sus palabras moran en nosotros el Padre nos contestará

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis, y se os hará.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (Jn 15.7). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.

Aun más, pida que otros oren por usted, sus hermanos deberían estar dispuesto a hacerlo

Os saluda Epafras (el cual es uno de vosotros), siervo de Cristo, quien se esfuerza siempre por vosotros en las oraciones, para que estéis firmes, perfectos y totalmente decididos a cumplir toda la voluntad de Dios.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (Col 4.12). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.

Por esto también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del pleno conocimiento de su voluntad, en toda sabiduría y discernimiento espiritual; para que andéis como es digno del Señor, con el fin de agradarle en todo, dando fruto en toda buena obra y creciendo en el pleno conocimiento de Dios;  fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad;

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (Col 1.9–11). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.

– Aprenda de otros: Pocas cosas más perjudiciales para un cristiano que creer que se las sabe todas.

La palabra de Cristo viva en vosotros en abundancia, con toda sabiduría, enseñándoos y amonestándoos los unos a los otros con salmos, e himnos, y cánticos espirituales, cantando con gracia en vuestros corazones a Dios.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (Col 3.16). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.

Hemos sido llamados a enseñarnos, y a amonestarnos, unos a otros. El acto de aprender de otro hermano o escuchar su amonestación es un acto de humildad y paciencia, pero cuando una persona sola escucha a los que le alaban puede terminar muy mal. La falta de pensamiento critico tan rampante en nuestra sociedad y peor aun, desbocada en la iglesia es una receta segura para el fracaso

    Antes del quebrantamiento viene la soberbia,
Y antes de la caída, la altivez de espíritu.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (Pr 16.18). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.

– Cuide su doctrina: Sin una constante revisión de sus enseñanzas, aun el mejor de los maestros puede caer. Sea humilde. Aprenda de todas las enseñanzas que 2000 años de historia de la iglesia nos han dejado. Durante este tiempo hermanos preciosos en Cristo han producido miríadas de conocimiento que usted puede aprovechar; no hacerlo es declararse mejor que sus hermanos (vea el punto anterior)

Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina, persiste en estas cosas; porque si haces esto, te salvarás a ti mismo y a los que te escuchan.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. (1999). (1 Ti 4.16). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s